Miles de pequeños granos de sal…

Mientras la abrazaba, senti como se diluia en miles de pequeños granos de sal. Quedé cubierto de ella, mientras trataba de cerrar mi mano y guardas algunos granos que se deslizaron entre mis dedos. Me hinqué de rodillas y una lágrima rodó por mi mejilla, una lagrima salada que no supe si era mia o de ella. No era capaz de retener nada en mi vida, todo se diluia entre mis dedos mientras seguía llorando en silencio. Cada pensamiento, gesto y palabra se diluyeron rápidamente uniéndose a los miles de granos de sal que ahora me rodeaban. Quería unir cada grano de sal de nuevo, para formar lo que alguna vez pudo existir, pero los granos de sal se diluyeron con mis lágrimas.

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: